Aplicación de la Biología Molecular al Diagnóstico Micológico

imagen-nota

Presentación de un caso clínico

Las micosis sistémicas son producidas por hongos cuyo hábitat natural es el suelo y los vegetales, y parasitan accidentalmente al hombre. Estas micosis se inician en su mayoría por inhalación accidental de esporas del hongo, produciendo una primoinfección pulmonar; desde allí pueden diseminarse por vía linfática o hematógena a todos los órganos del cuerpo (piel, mucosas o SNC).

La esporotricosis es una micosis subcutánea granulomatosa causada por el complejo Sporothrix schenckii (Ss), se asocia a inoculación traumática del hongo y afecta más frecuentemente las extremidades. En su forma linfangítica, se caracteriza por una lesión nodular ulcerada en el sitio de inoculación y por una cadena de nódulos secundarios que siguen el trayecto de los vasos linfáticos. El diagnóstico se realiza fundamentalmente por cultivo.

Caso clínico

Recibimos una muestra de biopsia de piel de un paciente masculino trabajador rural que presentaba una serie de lesiones nodulares ulceradas en el brazo con lesión inicial en el dedo, compatibles con esporotricosis. Refirió corte con alambre de púas en los días previos. Se solicitó cultivo micológico.

Se realizó observación directa con OHK, coloraciones de Gram y Giemsa y se sembró en agar Sabouraud sangre a 25º C y 37º C. En la observación microscópica de las coloraciones se observaron levaduras alargadas, con morfología compatible con Sporothrix.

Ante esta observación y teniendo en cuenta el tiempo requerido para cultivar e identificar este hongo, se decidió procesar una pequeña muestra de tejido por tipificación molecular fúngica (Amplificación por PCR y secuenciación de regiones ITS-1 / ITS-2).

Presentamos en este esquema ambas metodologías:


Se obtuvo un cultivo puro con colonias características que al ser observadas microscópicamente se pudieron tipificar como Sporothrix shenckii. El diagnóstico demoró entre 7 y 10 días. La confirmación mediante la observación del dimorfismo fúngico requirió varios días más.

La tipificación molecular por amplificación y secuenciación del ADN ribosomal fúngico (ADNr) constituye una importante herramienta alternativa. Las regiones ITS1 e ITS2 del ADN fúngico, son regiones de ADN no codificante localizadas entre los genes que codifican para los ARN ribosomales. El alto grado de polimorfismo de estas secuencias las hace particularmente útiles en la clasificación taxonómica de los hongos.
El diagnóstico utilizando ésta metodología demoró 48 horas.

Conclusiones:

  • La identificación de hongos a partir de las características morfológicas y estructuras reproductivas demora días o semanas, requiriendo además experiencia en micología.
  • La amplificación y secuenciación de las regiones ITS1 e ITS2 es un método sensible, rápido y eficaz que permitió la detección directa en el material clínico y su posterior identificación, acortando significativamente el tiempo necesario para el diagnóstico y tratamiento del paciente.
  • Las micosis constituyen un importante problema sanitario mundial que requiere centros de salud y laboratorios de diagnóstico microbiológico con personal capacitado capaz de diagnosticar este tipo de patología. Para controlar éstas infecciones es imprescindible identificar los aislamientos a nivel de especie, realizar estudios de sensibilidad a antifúngicos cuando se detectan fallas de tratamiento y confirmar posibles brotes con técnicas de biología molecular.

Bioquímica Gabriela Fernández - Departamento de Microbiología